jueves, 26 de diciembre de 2013

El médico (2013)**

Dir: Philipp Stölzl
Int: Tom Payne, Olivier Martinez, Stellan Skarsgård, Ben Kingsley, Emma Rigby,

La versión cinematográfica de la novela histórica del norteamericano Noah Gordon que se convirtió en un best-seller (1986). Ambientada en Inglaterra, en el siglo XI, narra la historia de Rob Cole (Tom Payne), un joven que se queda huérfano al morir su madre víctima de una extraña enfermedad. Esta circunstancia y su acogida como ayudante por un curandero/barbero le adentran en el "misterio" de la curación.Con el tiempo se anima  a aumentar sus conocimientos emprendiendo un viaje que le lleva a hacerse pasar por judío y a viajar hasta la lejana Ispahan en Persia para estudiar medicina bajo la tutela del sabio doctor Ibn Sina (Ben Kingsley). Los alemanes Jan Berger (en el guión) y Philipp Stölzl en la realización han adaptado el libro de Noah Gordon, que como la mayoría de los best sellers (sobre todo los norteamericanos) de los últimos años es una entretenida historia, tremendamente simplificadora sobre la historia de la medicina en la Edad Media. Muy fieles al espíritu de la novela, sus adaptadores han construido una película bastante entretenida y de una simpleza y vulgaridad admirables, a la altura de unos cineastas que solo buscan resultados en taquilla. Creemos que el éxito está más o menos garantizado, pero su película no aporta nada de nada a la historia del cine, saltándose con auténtica saña (como la novela) cualquier fidelidad a la realidad histórica.




R. S. 

-Aragonia,C. Grancasa, Cervantes, Yelmo-

Sobran las palabras (Enough Said, 2013)***

Dir: Nicole Holofcener
Int: Julia Louis-Dreyfus, James Gandolfini, Toni Collette, Catherine Keener

Él (Albert), de una enigmática simplicidad encantadora conoce a Eva, chica divorciada y con hija adolescente que se va a la Universidad -al igual que la hija de Albert-. Eva (Julia Louis-Dreifus) trabaja como masajista a domicilio, lo que provocará cierto reparo inicial en Albert (James Gandolfini) que es catalogador de series de televisión. Eva duda de haber encontrado su media naranja por la obesidad de Albert. El "natural" interés femenino por las confidencias íntimas del que no escapa la protagonista "contaminará" un tanto el enredo. Tampoco Albert se libra de algún que otro tic "varonil". En fin que están hechos el uno para el otro y sobran las palabras. El buen trabajo de los  actores, en especial la "química" entre Julia Louis-Dreyfus y James Gandolfini, funciona muy bien y la realizadora (Nicole Holofcener), habitual en la dirección de series para la televisión y con trabajos para  el cine de corte intimista y un ligero aire de comedia, saca un buen provecho de dos actores  también habituales en ellas. Por cierto, ha sido la penúltima aparición de la estrella de la serie  "Los Soprano" (1999), que falleció el 19 de junio de 2013, dejando otra película pendiente de estreno: "Animal Rescue" (2014), dirigida por Michael R. Roskam.

Antonia Bordonada.
R. S. 

-Palafox-

martes, 24 de diciembre de 2013

Lore (2012)***

Dir: Cate Shortland
Int: Saskia Rosendahl, Nele Trebs, André Frid, Mika Seidel, Kai-Peter Malina, Nick Holaschke

Tercer largometraje dirigido por la australiana Cate Shortland, que 
también escribe el guión junto a Robin Mukherjee. Y primer trabajo que vemos en la cartelera zaragozana de esta realizadora. Corre la primavera de 1945, y el ejército alemán se derrumba por momentos. Las fuerzas aliadas están entrando por todo el país, y así, una vez que sus padres desaparecen y el Tercer Reich se desmorona estrepitosamente, la joven Lore (Saskia Rosendahl) por consejo e imposición materna decide llevar  a sus cuatro hermanos 500 kilometros a través de Alemania hasta un lugar seguro en casa de su abuela, en el Mar del Norte... Adaptación de la novela "El cuarto oscuro", de Rachel Seiffert. Como curiosidad, siendo de producción mayoritariamente alemana, la academia australiana (una productora de Australia participa en su producción), la eligió para ser su representante en su año en los Oscar, y optar al premio a la mejor película de habla no inglesa (aunque está rodada en alemán). Es una película que alberga un relato de carácter iniciático, con el necesario viaje a través de las penunbras y sus terribles ritos de paso, en algunos casos dados antes de tiempo. Interpretación brillante de los más jóvenes, en especial de Saskia Rosendhal. Aunque ha llegado con algo de retraso, merece la pena sumergirse en este universo del final de la Segunda Guerra Mundial, para quizá entender un poco mejor la mentalidad de un país que hizo posible la puesta en marcha de una de las maquinarias de terror más efectivas que ha conocido la historia de la humanidad.También es un inteligente relato del final de la infancia, final forzado, pero en definitiva un final para todos los alemanes que forjaron el Tercer Reich. El único defecto, quizás, es no redondear la trama argumental, aunque visualmente es muy capaz de ir atrayéndonos con sus constantes rituales de belleza y muerte,

R. S. 

-Palafox-

martes, 17 de diciembre de 2013

12 años de esclavitud (2013)***

Dir: Steve McQueen
Int: Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Benedict Cumberbatch, Paul Dano, 
Paul Giamatti, Lupita Nyong’o, Sarah Paulson, Brad Pitt, Alfre Woodard.

El guión de John Ridley se apoya en un hecho real ocurrido en 1850, narra la historia de Solomon Northup (Chiwete Ejiofor), un culto músico negro -y hombre libre- que vivía con su familia en Nueva York. Tras aceptar un trabajo como músico con un grupo de artistas ambulantes, Solomon descubre que ha sido drogado y secuestrado para ser vendido como esclavo en el Sur en una plantación de Louisiana. Renunciando a 
abandonar la esperanza, Solomon contempla cómo todos a su alrededor sucumben a la violencia,  al abuso emocional y a la desesperanza. Entonces, decide correr riesgos increíbles y ya al borde de la quiebra física y psicológica, confiar en alguno de los blancos que se acercan a él con una aparente mejor voluntad. A pesar de los reveses, seguirá intentando recuperar su libertad y reunirse con su familia. Steve McQueen es un realizador nacido en Lóndres, con una larga trayectoria como cortometrajista,y con dos impactantes largometrajes anteriores ("Hunger" en 2008 y "Shame" en 2011) se ha enfrentado con resultados óptimos a contarnos la historia verídica de Solomon Northup, que él mismo relató en su autobiografía publicada en 1853. Nadie hasta el momento se había enfrentado con la sinceridad necesaria a la psicología de los esclavistas y a la de los sometidos con la claridad cortante de Steve MacQueen, un realizador que se siente cómodo mostrándonos algunos de los lados más oscuros de la psicología humana. Una realización sobria, un trabajo brillante de Chiwetel Ejiofor,  otro británico  (de origen nigeriano) que junto a Fassbender y Cumberbath, muestran la riqueza de la actual cantera británica de actores y consiguen que la cámara, en ocasiones intencionadamente estática, nos introduzca en el complejo mundo de sentimientos que rondan por los actores que han tenido que reproducir esa dura realidad que supuso la pervivencia de la esclavitud en el sur de Estados Unidos durante el siglo XIX y la segregación racial que perduró también como consecuencia de ello durante casi todo el siglo XX. 
 

R. S. 

-Aragonia,Palafox,Puerto Venecia-

sábado, 14 de diciembre de 2013

Diana (2013)***

Dir: Oliver Hirschbiegel
Int: Naomi Watts, Naveen Andrews, Cas Anvar, Geraldine James, Charles Edwards, 
Michael Byrne, Douglas Hodge, Laurence Belcher

Gira en torno a un romance secreto entre la princesa Lady Di (Naomi Watts) y el doctor Hasnat Khan (Naveen Andrews), de quien se dice que fue el amor de su vida; al parecer, Diana conoció a Hasnat en 1995 e iniciaron una relación de unos dos años, tan profunda que Diana 
incluso pensó en convertirse al Islam. Escrita por Stephen Jeffreys, se inspira en el libro de Kate Snell y lo ha dirigido el eficiente alemán Oliver Hirschbiegel del que pudimos disfrutar hace unos años la estupenda "El hundimiento" (2004). Aunque de trayectoria irregular, este realizador ha permitido que brille Naomi Watts, una actriz en plena forma interpretativa que ha sido nominada por este trabajo para los próximos oscars. Lo único malo que le ocurre al film es la "moralina" habitual
que envuelve a las biografías de estos personajes emparentados con las familias reales europeas (al menos con la británica) y es que parece el peor destino posible. Si no mueren antes de tiempo, son eternamente desgraciados en el amor, al tener que soportar la popularidad, la falta de intimidad, no saber en que gastar el dinero público, codearse con los odiosos miembros de la alta sociedad y otras actividades tan terribles como ir a los mejores casinos, restaurantes y hoteles del mundo o algo tan desagradable como viajar en jet privado, pero siempre sufriendo mucho o aguantando que un príncipe te ponga los "cuernos" con una vieja, muy vieja amiga de la familia real. En fin, un asco, para vivir así, mejor empotrarse en un muro parisino y pasar a la posteridad como "la princesa del pueblo". No entiendo, de verdad, como puede dedicarse tanto esfuerzo creativo (sobre todo de Naomi Watts) a un personaje tan insignificante y burdo como esta princesita engañada por la pérfida familia real británica...Claro que la popularidad del personaje posiblemente le de el Oscar a la australiana y así todo tendría una mejor explicación...

R. S. 

-Aragonia, Eliseos, Palafox, Yelmo-

El Hobbit: La desolación de Smaug (2013)***

Dir: Peter Jackson

Int: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Cate Blanchett, Mikael Persbrandt, Sylvester McCoy, Billy Connelly, Orlando Bloom, Evangeline Lilly, Benedict Cumberbatch, Luke Evans, Stephen Fry, Lee Pace, Barry Humphries, Bret McKenzie, Conan Stevens, Manu Bennett.

Segunda entrega de la precuela de la trilogía "El Señor de los Anillos". En compañía del mago Gandalf (Ian McKellen) y de trece enanos, Bilbo (Martin Freeman) emprende un viaje a través del país de los elfos y los bosques de los trolls, desde las mazmorras de los orcos hasta la Montaña Solitaria, donde el dragón Smaug esconde el tesoro de los Enanos. En las profundidades de la Tierra, encuentra el Anillo Único, que habrá de provocar tantas batallas.Sigue sorprendiendo que esa novelita corta llamada "El Hobbit" haya provocado una nueva trilogía y con largometrajes de más de dos horas de duración. Una vez más dirige el realizador neozelandés Peter Jackson (ya plenamente consagrado con la trilogía inicial "El señor de los anillos" como uno de los mejores cineastas del género fantástico y de aventuras),también escribe el guión, junto a un buen equipo de guionistas que forman Fran Walsh, Philippa Boyens y Guillermo del Toro, otro de los responsables de que el cine fantástico y aventurero siga en pleno auge y que, en principio, había asumido la realización de la precuela.Sorprende que hayan sido capaces de incluir con buen criterio muchos elementos argumentales de los escritos de Tolkien (publicados cuando el ya había fallecido),sorprende que los 161 minutos transcurran con rapidez entre idas y venidas por la Tierra Media, es poderosa la convicción de los actores con sus inverosímiles personajes y Smaug, el dragón, tiene un diseño de ensueño y una voz maravillosamente terrorífica que le pone Benedict Cumberbatch y los especialistas de sonido. El resultado, un nuevo regalo para los incondicionales de la saga que estaban algo temerosos ante lo aburrida que fue la primera entrega y que ahora pueden resarcirse y esperar con ilusión la tercera entrega de 2014: "El Hobbit: Partida y regreso".

R. S. 


-Aragonia, C. Grancasa, Palafox, Puerto Venecia, Yelmo-

Una familia de Tokio (Tokyo kazoku, 2013)***

Dir: Yôji Yamada
Int: Isao Hashizume, Kazuko Yoshiyuki, Tomoko Nakajima, Yu Aoi, Yui Natsukawa.
El viejo Shukichi Hirayama (Isao Hashizume) y su esposa Tomiko (Kazuko Yoshiyuki) viven en una pequeña isla. Aunque no les gusta la vida urbana, van a Tokio a pasar unos días con sus hijos. El mayor (Masahiko Nishimura) dirige una consulta médica; la mediana 
(Tomoko Nakajima) es dueña de un salón de belleza, y el pequeño (Satoshi Tsumabuki) trabaja en el teatro. Homenaje y actualización de una delicada obra maestra que se tituló "Cuentos de Tokio" (Tokio Monogatari, 1953).YôjiYamada es un cineasta japonés veterano que 
inició su trayectoria como director en los años sesenta, de sus más de setenta largometrajes apenas si hemos visto en salas de estreno españolas tres, con lo que su trayectoria es desconocida por el público español. En este remake ha logrado, con indudable sensibilidad y clase narrarnos una serie de sucesos familiares que tampoco estarían tan lejos de los que son las relaciones familiares en cualquier sociedad moderna occidental. Está claro que siguen pesando, y mucho, la vieja tradición, pero en general no hay una distancia tan enorme que no nos permita entender este ejercicio de actualización sobre uno de los filmes clásicos del cine del maestro Yasujiro Ozu.

R. S. 

-Aragonia-

miércoles, 11 de diciembre de 2013

De tal padre, tal hijo (Soshite chichi ni naru, 2013)***


Dir: Hirokazu Koreeda
Int: Masaharu Fukuyama, Yôko Maki, Jun Kunimura, Machiko Ono, Lily Franky
Ryota (Masaharu Fukuyama), un arquitecto obsesionado por el éxito profesional, vive felizmente con su esposa y su hijo de seis años; pero su mundo se viene abajo cuando los responsables del hospital donde nació su hijo le comunican que, debido a una confusión, el niño fue cambiado por otro.Hirokazu Koreeda es uno de los directores japoneses más apreciados por la crítica internacional. Sólo he visto
de su producción anterior las sensibles y magníficas "Kiseki/Milagro" (2011), "Aruitemo, aruitemo/Still Walking" (2008) y la irregular y valiente 
"Kuki ningyo/Air Doll" (2009). Teniendo en cuenta esos filmes y el que nos ocupa, estamos ante un realizador de cine siempre preocupado por retratar sentimientos muy profundos, casi siempre condicionados por impulsos instintivos como la paternidad y por las tradiciones. La responsabilidad de los padres, el papel que deben tener en la educación de sus hijos y la cuentas pendientes con el pasado entran en juego en la historia de "De tal padre, tal hijo" (por cierto, una de las traducciones literales menos afortunadas como  título de los últimos años),que con fluidez narrativa y sencillez expositiva nos sitúa en un drama, bastante poderoso que Koreeda resuelve con eficacia en la escritura y con una sobria puesta en escena.

R. S. 

-Palafox-

La gran belleza (2013)****

Dir: Paolo Sorrentino
Int: Toni Servillo, Carlo Verdone, Sabrina Ferilli, Serena Grandi, Isabella Ferrari

Unos cuantos cortometrajes, algunos documentales y seis largometrajes de ficción previos al que nos ocupa, y entre los que destacan Il divo (2008) o Un lugar donde quedarse (2011),justifican que este director napolitano haya decidido realizar su personal visión de Roma, la eterna ciudad, ya retratada de modo excelente por el maestro Federico Fellini. El guión de Paolo Sorrentino y Umberto Contarello es todo un homenaje a la Roma (1972) felliniana, lo que no impide que nos den una visión bastante personal y actualizada, en la que el tratamiento visual es radicalmente personal y exquisito hasta cuando tiene que enseñarnos la máxima sordidez. La historia sucede en Roma, durante el verano, nobles decadentes, arribistas, políticos, criminales de altos vuelos, periodistas, actores, cardenales, artistas e intelectuales tejen una trama de relaciones inconsistentes que se desarrollan en fastuosos palacios y villas. Gep Gambardella (Toni Servilio), viejo escritor y periodista dominado por la indolencia y la decepción, asiste a este desfile de personajes poderosos, en plena decadencia, huecos y deprimentes. Una película que seguramente indica la madurez de un cineasta que ya parecía bastante sólido en sus planteamientos anteriores, pero que ahora demuestra que en la vieja Europa todavía hay mucho talento que seguir aportando al cine,

R. S. 

-Aragonia, Elíseos-

martes, 3 de diciembre de 2013

El consejero (2013)***

Dir: Ridley Scott
Int: Michael Fassbender, Brad Pitt, Javier Bardem, Cameron Diaz, Penélope Cruz, Rosie Perez, Bruno Ganz, Rubén Blades, Toby Kebbell, Édgar Ramírez, Natalie Dormer

Narra la historia de un respetado abogado (Michael Fassbender) del sudoeste de Estados Unidos que se introduce en el mundo del tráfico de drogas. Se trata del primer guión cinematográfico del novelista Cormac McCarthy  ("La carretera", "No es país para viejos"), cuyas historias ya habían sido adaptadas con éxito por los hermanos Coen o John Hillcoat. Lo que siempre sorprende en este escritor es su tono a medio camino entre la reflexión ético/filosófica y los subgéneros fílmicos. Unas temáticas que pueden rondar por los territorios del western crepuscular, las películas de gangsters e incluso las visiones postapocalípticas. Personajes que hablan mucho o que lo hacen en las situaciones menos esperadas y además con una profundidad notablemente irreal. A pesar de todo, las tramas suelen funcionar muy bien. Es la primera vez que firma un guión cinematográfico y también que el respetado realizador británico Ridley Scott asume una de sus historias, ahora más cerca de "No es país para viejos" y de los relatos fronterizas (otra de las marcas de fábrica de Cormac McCarthy), con la fuerte presencia de lo hispano-mexicano y con un actor especialmente inspirado (Fassbender), mucho más impactante (y creíble) que el resto de las numerosas estrellas del Hollywood actual, entre las que ya parecen perfectamente instalados Javier Bardem, muy sobreactuado y multirreferencial, en esta ocasión, y Penélope Cruz que tan solo cumple con los mínimos de su personaje. Solo les advierto que en medio de toda la trama, la pasión y el amor juegan un papel decisivo y que deben ser precavidos con sus sentimientos si se dedican a trabajos con tantos factores de riesgo como el que tiene ocupado a nuestro particular "counselor".

R. S. 

-Aragonia,C. Grancasa, Puerto Venecia, Yelmo-

sábado, 30 de noviembre de 2013

Los juegos del hambre: En llamas (2013)***

Dir: Francis Lawrence
Int: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Philip Seymour Hoffman, Stanley Tucci, 
Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Toby Jones, Donald Sutherland, Jeffrey Wright, Amanda Plummer, 
Lenny Kravitz, Jena Malone, Jack Quaid.

Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) vuelve a casa sana y salva después de ganar los 74º Juegos del Hambre anuales. Participar significa dejar atrás familia y amigos y hacer el Tour Propagandístico 
de la Victoria por los diferentes distritos. A lo largo del camino, Katniss se da cuenta de que se está gestando una rebelión, pero en el Capitolio todo sigue bajo control: el Presidente Snow (Donald Sutherland) organiza los 75º Juegos del Hambre (El Vasallaje), una competición que en primer lugar modifica seriamente las reglas de las anteriores y, sin esperarlo, supondrá un cambio definitivo para Panem. 
La primera entrega, según muchos de los lectores adolescentes de las novelas de Suzanne Collins, no respondía demasiado bien al tono de rebelión social implícito en las situaciones, digamos que los guionistas Gary Ross (también director dela primera parte), Billy Ray y la misma Suzanne Collins (autora de esta serie de novelas), habían suavizado los contenidos y mensajes para tener así un espectro más amplio de público y evitar muchos problemas con la vigente autocensura de las producciones norteamericanas. Parece que la estrategia era enganchar a unis seguidores que en esta continuación, dirigida por Francis Lawrence, un conocido realizador de vídeos promocionales de grandes estrellas de la música, productor de más que aceptables series como "Touch" y realizador de "Soy leyenda" (2007) o "Agua para elefantes" (2011), parece que ha dado con las claves necesarias para enlazar el éxito popular y una mayor dignidad en los contenidos argumentales, que parece mucho tiene que ver con una mayor fidelidad a los contenidos de la novela; curiosamente la propia autora ahora no figura entre los nuevos guionistas que son el británico Simon Beaufoy (colaborador habitual de Danny Boyle) y el norteamericano Michael Arnt (que cuenta entre sus créditos con filmes como "Toy Story 3", "Indomable" o "Oblivion"). El personaje principal (Katniss Everdeen) es una vez más magníficamente interpretado por Jennifer Lawrence, una actriz en plenitud de forma física e  interpretativa.  La historia que se nos cuenta ha madurado también lo suficiente como para interesar a otros públicos más allá de los adolescente y jóvenes a los que en principio se dirigía la historia. La fusión, ya planteada desde la primera parte, en este país imaginario (Panem) de las ritualizaciones espectaculares de la violencia al estilo del Imperio Romano, junto a la explotación y manipulación de los medios de masas (al estilo del actual Imperio Norteamericano) siguen enriqueciendo una serie cinematográfica que afortunadamente parece haber superado las "ñoñerias" de la primera entrega.

R. S. 

-Aragonia,C. Grancasa, Palafox, Puerto Venecia, Yelmo-

viernes, 29 de noviembre de 2013

FESTIFAL III

Desde el año 2009 se celebra un festival de cine de temática rural en la localidad turolense de Urrea de Gaén. Cada dos años se selecciona una serie de trabajos documentales y de ficción que entran a concursar y que siempre reúnen a un grupo de jóvenes e ilusionados cineastas que proceden de todo el mundo. Urrea de Gaén es un lugar pequeño, pero de indudables atractivos, por la traza morisca de sus calles o por la impresionante iglesia de San Pedro Mártir, diseñada en el siglo XVIII por el ilustre maestro arquitecto Agustín Sanz, sobre el que en poco tiempo podremos contemplar un documental rodado por José Manuel Herraiz, cineasta de gran fidelidad al festival turolense que ya estuvo presente en anteriores ediciones y que presentó su trabajo de ficción “El pez”. Pertenece Urrea de Gaén a la Ruta del Tambor y el Bombo, como la “buñuelesca” Calanda y parece confirmar que hay un gen cinéfilo en casi todos los aragoneses y más si son de Teruel.
Organiza el evento El Centro de Estudios del Bajo Martín, que ya lleva unos años dinamizando con voluntarioso acierto los pueblos de la comarca. Gracias a ellos, a la buena disposición del alcalde, del Ayuntamiento y de los voluntarios/as de Urrea de Gaén, todo sale bastante bien, teniendo en cuenta lo apretado de los presupuestos cuando hablamos de cultura y conocimiento, aspectos que parecen en la actualidad estigmatizados por el miope gobierno del Partido Popular.
Godka Circa
He tenido la fortuna de estar presente en la pasada edición (como jurado) y en la actual como interesado cronista que ahora intenta transmitirles algo de lo sucedido.
El viernes 22 se inauguró con el visionado del documental (fuera de concurso) “Cuántos cocodrilos caben en un mes” de Paula Blesa que intenta reflejar con un excelente buen gusto y criterio la apasionante experiencia docente de José María Peguero, liderando a un grupo de maestros de enseñanza especial del Colegio Gloria Fuertes de Andorra y a sus alumnos que durante 27 años han elaborado con una habilidad y agilidad plástica admirables un calendario serigrafiado. Como se dijo en la charla debate que siguió a la proyección, estamos ante uno de los muchos logros de la enseñanza pública en nuestro país, también amenazada seriamente por ese gobierno irresponsable e insensible que nos está tocando sufrir, mucho más dañino que la propia crisis.
Distants
El sábado 23 en jornada doble, se proyectaron por la mañana los documentales y por la tarde los de ficción. Ya estuvieron presentes muchos de los autores que irían llegando a lo largo del día. Empezamos por “Broken Border” un elegante trabajo iraní de Keywan Karimi, que nos relata con imágenes precisas y casi sin texto las actividades de contrabando de gasolina entre Irán e Irak, una desesperada solución a la difícil situación económica de la minoría kurda de la zona. Después vimos la breve pero tierna “Concejo abierto”, producida por Carmen Comadrán, que describe un sistema de gobierno local perfectamente democrático y casi desaparecido. “Cosas raras que pasaban entonces” de Francina Verdés, nos permite acompañar a Ramón (89 años) por los paisajes de la Guerra Civil que vivió en primera persona. “Godka Circa” de Álex Lora que se fue hasta Somalia para contarnos lo difícil que es la vida, todavía, para muchas mujeres que deben sufrir pobreza, vejez y ablación. Su sensible mirada terminó por convencer al jurado que le otorgó el premio como mejor documental. “Si yo tuviera una vaca” de Norma Nebot, también nos lleva a África (Burkina Faso) y nos relata una historia de superación con buen humor, canciones, animaciones y toneladas de buena voluntad que todavía debe ser posible en la devastada África. El primer cortometraje de ficción fue “About Ndugu” de David Muñoz y también nos llevó a tierras africanas. Con habilidad ha conseguido con intérpretes naturales (no actores) transmitirnos la inocente mirada de Ndugu, un niño de 9 años. Hubo espacio para el cine de animación con “Cara de luna” del equipo formado por Enrique Diego, Rocío Galea, Daniel Hernández y Carlos Nicoll, una adaptación de un cuento homónimo de Jack London. La siguiente apuesta fue “Distants” o “Distancia”, un trabajo en blanco y negro del estonio Janno Jürgens que ya pude ver en el pasado Festival de Cine de Huesca dónde obtuvo uno de los galardones. Aquí también consiguió el premio al mejor corto de ficción y es que como explicó el presidente del jurado era el más equilibrado en cuanto a fondo y forma, ajustándose  lo narrado (unas tensas relaciones padre/hijo en un entorno amenazador que oculta la niebla) a un estilo visual de puro expresionismo. “La casa en la frontera” de Jordi Biendicho Vidal, llama la atención por la utilización de una técnica de montaje de imágenes fijas, que logra introducirnos en un relato que evoluciona desde un falso documental sobre una granja de pavos en la comarca de La Litera catalano-aragonesa al delirio fantacientífico. “La ciudad de Gao Feng” que dirige Oriol Martínez (con guión escrito por él y Chi-Shin Hou) describe con ternura la descolocación de su protagonista, un campesino anciano, viudo y con demencia senil que llega a la gran ciudad. “La niña” de Alberto Carpintero, muestra por lo menos un cierto nivel en sus intérpretes (Dámaso Conde, Macarena Gómez y Teresa Lozano), pero no es uno de esos cortometrajes redondos (aunque sí ha estado presente y reconocido en otros festivales) es quizá uno de los pocos trabajos seleccionados que resultan más decepcionantes, además de tener poco o nada que ver con la temática rural. Todo lo contrario es “Loco con Ballesta” de Kepa Sojo, un realizador de largo recorrido en festivales, que ya tiene un largometraje (“El síndrome Svensson” de 2006), pero que continúa la senda del cine en pequeño formato, con actores consagrados (Karra Elejalde, Andrés Gertrudix) y un desparpajo en la puesta en escena próximo al Alex de la Iglesia de los mejores tiempos –que, en su caso, sí fueron los del pasado-. “Los mudos”, corto francés de Cassandra Ferrario y  la chilena “Nuestra orilla” de César Aravena, eran serias competidoras de la ganadora por el buen ajuste de sus historias y sus estilos clásicos y eficientes en el aspecto narrativo, pero quizá una cierta indecisión estilística, en la primera, y un exceso de duración, en la segunda, no les permitieron conseguir el galardón final.

La gala de clausura tuvo la agradable intervención de Vegetal Jam un dúo cuyos componentes tocan con especial calidad violín, violonchelo, acordeón y teclados. Con composiciones propias, sentidos homenajes a la música de Yann Tiersen, y una bella versión de “El Padrino” de Nino Rota, pusieron punto y final a unas agradables sesiones de cine de temática rural en un entorno apropiado de buenas vibraciones y deseos de continuidad favorecidas por esas pausas-cafés siempre acompañadas de las mejores pastas locales y la buena voluntad de la gente de Urrea de Gaén.

R. S.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Malavita (The Family-Malavita, 2013)**

Dir: Luc Besson
Int: Robert De Niro, Michelle Pfeiffer, Tommy Lee Jones, Dianna Agron, Domenick Lombardozzi, 
Vincent Pastore

Una conocida familia mafiosa americana se traslada a la región francesa de Normandia bajo un programa de protección de testigos del FBI. No parecen muy convencidos de su nuevo y forzado estilo de vida, y muy pronto se verán "obligados" a utilizar los viejos métodos para solucionar los problemas cotidianos y todos los demás. Adaptación de "Badfellas", novela de Tonino Benacquista con un guión de Luc Besson y Michael Caleo, que no desaprovecha la oportunidad, desde el mismo título, de homenajear a la excelente "Goodfellas" (1990) de Martin Scorsese, titulada en España "Uno de los nuestros" y que juega un papel directo e indirecto en la trama del filme. Luc Besson nunca ha ocultado su amor a los géneros clásicos americanos tanto en sus labores de productor ("Transporter" de Corey Yuen, una de sus más de 100 producciones), como en las de realizador ("El profesional/Leon"), aunque dándoles su personal visión, algo más irónica y próxima a algunos planteamientos de Quentin Tarantino, en cuanto a la recreación en la violencia y una cierta sofisticación formal. Venía Besson de dirigir una trilogía de cine de animación (comenzada con "Arthur y los Minimoys" en 2006 y culminada con "Arthur y la guerra de los mundos" de 2010) y una película de compromiso político titulada "The Lady" (2011), no estrenada todavía en Zaragoza. Lo que sí se respira en "Malavita" es una irónica aceptación de los códigos mafiosos y una "exaltación" de la "familia" que sí mata unida, tiene más posibilidades de sobrevivir en este violento e injusto mundo. Las virtudes del filme están sobre todo en recuperar la imagen de mafioso de De Niro -que no sé por qué se encuentra tan cómodo en el personaje- y algunos rostros difíciles de olvidar -aunque por motivos muy diferentes- como los de Michelle Pfeiffer y Tommy Lee Jones. Con esos actores-iconos y poco más, Besson construye una película medianamente entretenida, tópica y perfectamente olvidable.


R. S. 

-Aragonia, Palafox, Puerto Venecia-

lunes, 18 de noviembre de 2013

Blue Jasmine (2013)***

Dir: Woody Allen
Int: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Peter Sarsgaard, Alden Ehrenreich, Sally Hawkins, Louis C.K., Michael  Stuhlbarg, Bobby Cannavale.

Jasmine (Cate Blanchett), una mujer rica y glamourosa de la alta sociedad neoyorquina, se encuentra de repente sin dinero y sin casa. Decide entonces mudarse a San Francisco a vivir con su hermana Ginger (Sally Hawkins), una mujer de clase trabajadora que vive con su novio en un pequeño apartamento. Jasmine, que atraviesa el momento más crítico de su vida, se dedica a tomar, alcohol, antidepresivos y a recordar de modo obsesivo y enfermizo su antigua vida  en Manhattan. Woody Allen lleva dirigiendo y escribiendo para el cine desde 1966 y la cuenta se alarga si empezamos a contabilizar sus actuaciones en shows teatrales y en la televisión actuando y escribiendo guiones, al menos desde 1950. Todo un veterano ilustre que ha dado unas cuantas obras maestras al cine y que no detiene su ritmo de película anual (ya está en post-producción "Magic in the Moonlight", que será su entrega del 2014). Planteada esa disciplina en la producción no debe extrañarnos que desde "Match Point" (2005), y en un tono ligeramente menor "Cassandra´s Dream" (2007), no nos diera una película realmente sobresaliente. Casi toda su "etapa europea" parece más un divertimento sin demasiada trascendencia, aunque su obra más floja sea simpre muy superior a la media de casi todos los demás cineastas. En "Blue Jasmine" vuelve a tener un alter ego, ahora muy peculiar, pues su texto se vuelve carnal en Jasmine, una Cate Blanchett, brillante, sugerente e inquietante. Allen le saca un partido excelente. Su retrato de una mujer casi destruida, sin abandonarnos al más simple melodrama, nos permite conocer a aquellos que se vendieron al dinero fácil, que esclavizaron sus sentimientos, priorizando la situación económica. Nos permite también conocer el perverso juego de los poderosos -esos delincuentes de Wall Street que nunca cumplirán condena, a no ser que traicionen a una esposa resabiada...-, y las dificultades de la clase trabajadora para mantenerse y seguir viviendo decentemente, aunque sea estafada una y otra vez. En medio de todas esas sugerencias, el cine de Allen es fiel a una serie de estructuras dramáticas que juegan a relatar las vivencias de sus criaturas con cierta ternura. No hay acidez, sino una comprensión cercana que no nos lleva a la indiferencia sino al conocimiento. Comprender no es perdonar, y la justicia -más regida por el azar que por los designios humanos- a veces tiene aspectos inesperados.La banda sonora, una vez más repleta del mejor blues y jazz va puntuando con el acierto que le caracteriza todas las situaciones. Incluso hay dos temas el Blue Moon de Lorenz Hart y Rchard Rodgers y el blues My Babe Sends Me -interpretado por Trixie Smith- que dan una profundidad especial a las situaciones descritas. Por cierto, la  mirada de Allen a las series televisivas actuales -quizás el mejor cine que pueda verse ahora- parece muy atenta y hay más de un guiño a ellas mediante la aparición de algunas estrellas de ese  medio como Louis C. K. y Bobby Cannavale. De Europa se ha traido para recrear a algunos de sus personajes a las inglesas Cate Blanchett y Sally Hawkins, y al vasco Javier Aguirresarobe, director de fotografía, y uno de nuestros mejores cineastas, con el que ya había contado en uno de esos divertimentos europeos, la mediocre "Vicky Cristina Barcelona" (2008).


R. S. 

-Aragonia, Palafox, Puerto Venecia, Yelmo-

lunes, 11 de noviembre de 2013

La mirada del amor (The Face of Love, 2013)***

Dir: Arie Posin
Int: Annette Bening, Ed Harris, Robin Williams, Amy Brenneman


Nikki (Annette Bening) es una mujer que enviudó hace años. Un día se encuentra con un desconocido, cuyo parecido físico con su difunto esposo es tan extraordinario que se sentirá irremediablemente atraída 
por él. Un guión escrito por Arie Posin y el experto en tv-movies Matthew McDuffie. Arie Posin es un director canadiense, de origen ruso, que
sólo había realizado anteriormente un cortometraje y el largometraje "Historia de un secuestro" ("The Chumscrubber", 2005), una sátira sobre un secuestro que poco o nada tiene que ver con este sutil melodrama con una premisa argumental hasta cierto punto original que nos cuenta esa segunda oportunidad que el destino ofrece a Nikki, al permitirle conocer a un hombre idéntico (en su físico) al que perdió. De modo intencionado no se indaga en las diferencias (en su personalidad) que pueda tener este doble  del fallecido marido, y es que los autores han querido mantenernos dentro de la mirada de Nikki, mirada obsesinonada, mirada enamorada.  Apoyándose en el virtuosismo interpretativo de los veteranos y atractivos Bening y Harris consigue atraparnos lo suficiente como para disfrutar de lo que no deja de ser un elegante melodrama con una puesta en escena bastante clásica que además sabe sugerirnos con una sabia combinación de imágenes la pasión y los profundos sentimientos de pérdida de la enamorada Nikki y también como su mirada engancha irremediablemente al profesor de pintura Tom (Ed Harris) que para siempre quedará herido por su amor. 

R. S.

-Palafox-

El juego de Ender (2013)***

Dir: Gavin Hood
Int: Asa Butterfield, Harrison Ford, Abigail Breslin, Ben Kingsley, Hailee Steinfeld, Viola Davis,
Suraj Partha, Moises Arias


Setenta años después de una guerra entre seres humanos y extraterrestres, un niño es enviado a una escuela militar espacial con el fin de prepararlo para una futura invasión. Adaptación de la popular 
novela de ciencia-ficción de Orson Scott Card."El juego de Ender" es una de las más reconocidas novelas de ciencia-ficción de todos los tiempos.Creció a partir de una breve novela escrita en 1977, y ya en su versión definitiva de 1985,  recibió dos de los premios más importantes del género (Premio Nebula y Premio Hugo). Orson Scott Card es un novelista de éxito, siempre dentro de los géneros de la ciencia-ficción y fantasía, y ha convertido esta historia en una extensa saga con más de diez entregas y varios conjuntos de relatos que tienen lugar en el universo de Ender. Gavin Hood es un actor, guionista y director sudafricano con una llamativa trayectoria como realizador y antes de adaptar "Ender´s Game" realizó, por ejemplo, la estupenda "Tsotsi" (2005) ambientada en su país, y en el género fantástico (ya producida en Estados Unidos) una de las más flojas entregas de la saga de "X-Men": "X-Men orígenes: Lobezno" (2009). Ahora, ha sido muy respetuoso a uan historia que anticipó el valor que para la formación militar y estratégica habrían de tener las máquinas simuladoras y el desarrollo informático en general, pero que también habla de los problemas de conciencia del que tiene que responsabilizarse del exterminio de una raza para preservar la suya, de los serios problemas de comunicación con los que no son iguales y de la latente violencia que en todos los humanos parece convivir en un difícil equilibrio con el respeto, la comprensión y la empatía. La película se queda algo corta a la hora de reflejar el entrenamiento militar de Ender (y su necesaria manipulación psicológica) y quizá el joven Asa Butterfield (Ender Wiggin) no es exactamente la materialización del personaje que muchos lectores tenemos de Ender, pero la película es lo suficientemente respetuosa con la historia y, como ocurre con el relato escrito, abre las puertas a un personaje apasionante, cuya evolución en "La voz de los muertos" (la segunda novela de la saga) es una de las más logradas del género fanta-científico.



R. S. 

-Aragonia, C. Augusta, C. Grancasa, Palafox, Puerto Venecia, Yelmo-

jueves, 7 de noviembre de 2013

Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013)***

Dir: David Trueba
Int: Javier Cámara, Natalia de Molina, Francesc Colomer, Ramón Fontserè, Jorge Sanz, Ariadna Gil

Antonio (Javier Cámara) es un profesor que utiliza las canciones de The Beatles para enseñar inglés en la España de 1966. Cuando se entera de que su ídolo John Lennon está en Almería rodando "Cómo gané la guerra" (1967) de Richard Lester, decide viajar hasta allí para conocerle. En su ruta recoge a Juanjo (Francesc Colomer),un chico de 16 años que se ha fugado de casa, y a Belén  (Natalia de Molina), una joven de 21 que  aparenta estar también escapando de una situación bastante incómoda. David Trueba demuestra, una vez más, que escribe bastante bien y que su personalidad como director es prácticamente inexistente, no pasando su trabajo de puesta en escena de un discreto aprobado, aunque de vez en cuando se agradece la pulcra y relamida corrección formal, carece, en definitiva, de la necesaria "rasmia"  que pudiera permitirnos vibrar y sentir con más fuerza algunas de las injustas situaciones de esa España de los sesenta, que todavía estaba sometida a la insidiosa pesadilla del franquismo, cuya vulgaridad y terror siguen salpicando las vidas españolas todavía en el siglo XXI. Es verdad que uno de los aciertos (no carente de riesgos para la verosimilitud de las situaciones y la reconstrucción de época) de Trueba (David) es establecer paralelismos con la época actual, por otra parte imposibles de evitar si somos mínimante conscientes de que vivimos en una democracia tutelada, durante esta insidiosa crisis económica, por un partido que nunca condenó los asesinatos del dictador y en el que algunos de sus militantes se declaran orgullosos herederos del franquismo. Todo eso está latente en la historia, pero la narración termina diluyéndose  a causa de su tono meloso, agradable y poco o nada combativo. Es como una canción que podría haber escrito Lennon bajo el influjo de la sedante marihuana, suave y melodiosa perorata, agradable, llevadera y en la que a mi, al menos, me hubiera gustado escuchar algo más de Rock&Roll, unos sonidos más secos, unas imágenes con más ritmo que nos sacudieran de la modorra que parece envolverlo todo....


R. S. 

-Palafox-

Behind The Candelabra (2013)**

Dir: Steven Soderbergh
Int: Michael Douglas, Matt Damon, Dan Aykroyd, Debbie Reynolds, Scott Bakula, Rob Lowe

Antes de Elvis, Elton John y Madonna, existió Liberace (Michael Douglas): pianista virtuoso, artista, habituado a la escena y los plató de televisión. Liberace apreciaba la desmesura y cultivaba el exceso, dentro y fuera del escenario. Un día de verano de1977, el joven y hermoso Scott Thorson (Matt Damon) entra en su camerino y a pesar de la diferencia de edad y del medio social, los dos hombres empiezan una relación secreta que duraría cinco años.Una relación marcada por un sometimiento enfermizo por parte del más joven, que le llevó a modificar su físico y a someterse a operaciones de cirugía estética, buscando un parecido con su amante y modelo. A la búsqueda de una figura paterna y llevado por una cierta inocencia patológica, calló en el entramado de las drogas y de las supercherías de la Nueva Babilonía. Magnífico y valiente trabajo de la pareja Douglas-Damon, capaces de hacernos creer a estos dos personajes terriblemente absurdos y no por ello menos reales, en una historia de amor, más allá de las convenciones. A pesar del indudable valor en la recreación de los personajes por parte de los actores, el estilo de Soderbergh en la dirección es más bien pobre y está a punto de vulgarizar en exceso una historia tan peculiar que si no se inspirara en la propia autobiografía de Scott Thorson y en la exuberante personalidad de Wladziu Valentino Liberace -ese era el verdadero nombre de este pianista italo-polaco-, más de uno se la tomaría por una absurda invención de Hollywood. Por cierto, estamos ante una producción de la cadena de televisión HBO, y por tanto concebida para su exhibición televisiva. Y en un canal de televisión tuvimos ocasión de verla, con muchas espectativas por las críticas recibidas, y resultados más bien escasos según nuestro criterio...


R. S. 

-Canal +-

Sólo Dios perdona (2013)**

Dir: Nicolas Winding Refn
Int: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm, Rhatha Phongam.


En Bangkok, Julian (Ryan Gosling), un fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un club de boxeo tailandés que actúa como tapadera para su tráfico de estupefacientes.Su madre (Kristin Scott Thomas), jefa de una organización criminal, desembarca procedente de Estados Unidos para repatriar el cuerpo de su hijo favorito, Billy (Tom Burke): el hermano de Julian ha sido asesinado tras haber masacrado salvajemente a una joven prostituta. Llena de odio y venganza, exige a Julian la cabeza de los asesinos.Lo que le llevará a enfrentarse a Chang (Vithaya Pansringarm), un extraño policía jubilado,adulado por los demás policías y que reune en su persona a un sofisticado justiciero, a un tierno padre y a un hábil cantante de karaoke.Con este combinado, el director danés Nicolas Winding Refn ha construido su película de acción al estilo oriental, en la que ha querido llevar al límite una cierta ritualización de la violencia, a medio camino entre lo irónico y el homenaje al cine de Takeshi Kitano o Takeshi Miike, dos realizadores japoneses maestros en este peculiar género con sus personales miradas  que incluyen violencia bastante explícita, abundantes miembros seccionados, efusiones sanguinolentas y un sentido del humor difícil, en muchos casos, de asimilar. El realizador danés, ya había abordado el tema en su trilogía "Pusher" y se había recreado, aunque todavía con códigos más occidentales y también con Ryan Gosling, en la reciente "Drive", un ejercicio mucho más sutil que "Only God Forgives", conscientemente contagiada de ritmos y cadencias orientales o para ser más precisos Tailandeses.

R. S. 

-Aragonia, Palafox-

lunes, 4 de noviembre de 2013

Thor: El mundo oscuro (Thor: The Dark World, 2013)**

Dir: Alan Taylor
Int: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Anthony Hopkins, Tom Hiddleston,
Christopher Eccleston, Idris Elba, Kat Dennings, Adewale Akinnuoye-Agbaje


Un guión con unas cuantas complejidades, escrito por Christopher Yost,
Christopher Markus, Stephen McFeely, Robert Rodat y Don Payne con la difícil misión de darle continuidad a esta saga que, como tantas otras, procede de la factoría Marvel y en concreto fue desarrollada  por Jack Kirby, Stan Lee y Larry Lieber.
Ahora, en "Thor: El mundo oscuro", Thor (Chris Hemsworth) lucha por
restablecer el orden en todo el cosmos… pero una antigua raza llamada
los Elfos Oscuros y que lidera el vengativo Malekith (Christopher Eccleston) regresa para volver a sumir al universo en la oscuridad.o por lo menos a intentarlo. Thor se enfrenta a un enemigo al que ni siquiera Odín (Anthony Hopkins) y el poderoso Asgard pueden hacer frente, y deberá embarcarse en su viaje más peligroso a la vez que personal. Se reencontrará con Jane Foster (Natalie Portman) y se verá obligado a sacrificarlo todo para salvar el mundo.El realizador Alan Taylor ha forjado su experiencia en unas cuantas series de prestigio. Ha dirigido tres largometrajes no muy destacables y episodios de "Homicidio", "Sexo en Nueva York", "Perdidos", "Roma", "Los Soprano", "Mad Men", "Boardwalk Empire" y "Juego de Tronos", entre otras. Aparentemente tenía un aval más que suficiente, pero éste no le ha permitido superar un cierto aire caótico en la segunda entrega de "Thor" que ya tenía la primera del año 2011 (y que entonces dirigieron Kenneth Branagh y Joss Whedon). Ya en esa adaptación se dejaba claro que Thor y sus colegas asgardianos (y el resto de habitantes de ese universo ¿paralelo?) no son diosese, aunque sí que tienen una extraordinaria longevidad, ¿superpoderes? y una tecnología muy superior a la de los simples, debiluchos y mortales humanos. Debemos deducir que esa es la razón. por la que cuando se paseaban por la Tierra eran considerados dioses. Resumiendo, el extenso equipo de guionistas ha construido una variante de la "Space Opera" con los suficientes saltos espaciales-especiales y dimensionales como para justificar un montaje de acción sin pies ni cabeza, una historia que a duras penas tiene sentido, si no se cede hasta el máximo en la suspensión del sentido y unas situaciones que para hacerse más cercanas se han sazonado de "chistes"y guiños humorísticos que no hacen otra cosa que contribuir al caos. "Thor o el mundo caótico", hubiera sido un título más certero. Por cierto, el "fortachón" Chris Hemsworth, cada día parece más despistado.

R. S. 

-Aragonia, C. Augusta, C. Grancasa, Palafox, Puerto Venecia, Yelmo-

miércoles, 30 de octubre de 2013

La vida de Adèle (La vie d´Adelè -Chapitre 1 & 2-, 2013)**

Dir: Abdellatif Kechiche
Int: Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Salim Kechiouche, Mona Walravens,
Jeremie Laheurte, Alma Jodorowsky.
Un guión de Abdellatif Kechiche y Ghalya Lacroix que adapta la novela
gráfica de Julie Maroh. A sus 15 años, Adèle (Adèle Exarchopoulos) parece no tener dudas de su condición sexual. Así que cuando una noche conoce y se enamora sin esperarlo de Emma (Léa Seydoux), una joven con el pelo azul, sus sentimientos y su identidad se volverán confusos, y su atracción por una mujer, con la que comienza a descubrir el deseo, la pasión física y el camino a la madurez, someterá a Adèle a una serie de juicios por parte de familiares y amigos...Con esta película el director de origen tunecino Abdellatif Kechiche ha triunfado en Cannes (Palma de Oro) y sin duda ha generado una cierta polémica por la explicitud de algunas de sus largas escenas lésbicas que por su tratamiento son intencionadamente pornográficas. Parece que su intención es incider en lo poderosa que resulta para su protagonista Adèle, esta relación sexual, plena de carnalidad y pasión, y en marcado contraste con el aburrimiento y la falta de deseo que ha tenido en su primera relación con un joven del sexo masculino. No sé si es
del todo correcto decir que su pasión es un amor desesperado, sin un futuro
real, como se irá viendo, pero lo cierto es que puede terminar por marcar
su vida y no tanto la de su pareja de pelo azul. Un intento digno de transmitirnos
la psicología de una joven francesa, que descubre los placeres y las
desgracias del sexo. En lo que falla Kechiche es en el control de los
tiempos. A él, ya lo comprobamos en su estupendo largometraje "Cuscús"
("La graine et le mulet", 2007) con 151 minutos de duración, le gustan
los metrajes muy extensos, tanto que en "La vida de Adèle" se ha ido a a 
179 minutos que resultan interminables. Sí que es excelente, y arriesgado, el
trabajo de las dos actrices protagonistas, entregadas a sus personajes en cuerpo y alma.


R. S.

-Aragonia-

Grand Piano (2013)*

Dir: Eugenio Mira
Int: Eugenio Mira John Cusack, Alex Winter, Kerry Bishé, Allen Leech
Un pianista (Elijah Wood) se sienta al piano y se encuentra una nota amenazadora, en la que se le conmina a ejecutar el mejor concierto de su vida si quiere salvar su vida y la de su esposa (Kerry Bishé). Guión del joven norteamericano Damien Chazelle, puesto en imágenes por el director valenciano de "Agnosia" (2010) que, ahora, afronta su tercer largometraje. Al igual que el gallego Rodrigo Cortés, el director de "Buried" (2010) o "Luces rojas" (2012). y uno de los productores del filme, tiene vocación anglosajona. Es decir, rueda en inglés con equipos mixtos hispano-norteamericanos y pretende hacer un cine al gusto de la industria norteamericana. Como Rodrigo Cortés parte de premisas y planteamientos visuales próximos a Hitchcock, pero que son deformados mediante un paroxismo técnico que termina por desvirtuar tramas que desde su punto de partida no son menos absurdas, y que desesperan a
cualquier espectador medianamente inteligente. Lo peor de todo es que al final un mínimo análisis de lo que sucede permite comprobar que no hay un ápice de originalidad en una película que pretende sorprender a un grupo de potenciales espectadores que deberían ser profundos analfabetos (audiovisuales) para aceptar este ridículo muestrario de habilidades y retruécanos técnicos. Ni los esforzados trabajos de su protagonista (el norteamericano Elijah Wood) ni del compositor de la banda sonora (el salmantino Víctor Reyes) resultan eficaces. Mejor, olvídense de ella...

-Aragonia, Palafox-

R. S.